jueves, 4 de septiembre de 2008

Porque estoy en un momento de crisis

Venís escapando de algún conflicto personal; por ejemplo
no te bancás más a tu familia o en tu pareja se está gestando
una crisis.
Hay quienes se vienen porque no se bancan a la madre, al
padre o a la suegra (no sé qué misteriosa piedad deja a los
suegros siempre a salvo) o porque los abandonó su pareja...
Pero no entremos en detalles, porque de todas maneras te
cuento que las crisis personales no se solucionan en el Sur.
Lo que sí te puede aportar la movida es ver con más
claridad el conflicto y probablemente acelerar un proceso.Y
en ese caso lo más probable es que definas una situación.
“Movida”, fijate que la palabra misma te lo está diciendo:
todo se mueve (piso incluído) en una “mudanza”, otra
palabreja clave porque quiere decir cambio: mudás, mutás.
Y además aquí empiezan a funcionar otros factores que de
alguna manera ayudan a definir situaciones: el hecho de que
ya no tenés un entorno familiar y social que “amortigüe” y de
alguna manera atenúe tu conflicto. Aquí estás vos solo/a. O
vos y tu pareja. Y en un primer momento no podés recurrir a
ese eco afectivo como en tu lugar de origen.
No hay la infinidad de distracciones (teatros, cines,
shoppings, etc) que podés encontrar en las grandes ciudades
para ahogar tu malestar.
Estás más expuesto/a. Sos más vulnerable.
Y como dice una amiga mía: “aquí o te arreglás o te
arreglás” y si no lo lográs es que no hay vuelta.

No hay comentarios: