miércoles, 29 de julio de 2009

TEMA VIVIENDA: La elección del lugar

Las dos veces que vinimos a Bariloche antes de instalarnos,
nos llamó la atención que la gente se concentrara en la zona
de Melipal, a la altura del km 4 de la ruta a Llao Llao.
¿Por qué nadie iba a vivir a zona del Lago Gutierrez que
también tenía un buen acceso, con ruta asfaltada, toma de
agua, y que justamente, por estar menos poblada era un lugar
mucho más lindo...? nos preguntábamos. La distancia, desde
el centro de Bariloche, es mucho menor que a Llao Llao y
con una ruta mejor y menos transitada.
Es que la gente es gregaria, recuerdo que decíamos (como si
nosotros fuéramos marcianos) vienen buscando espacio y
no pueden dejar de apiñarse todos en el mismo lugar...
Sí, eramos unos porteños engreídos convencidos de que
teníamos “la posta”. Esa que los lugareños aún no habían
descubierto. Es más, la descubrirían porque nosotros les
enseñaríamos lo que había que hacer. ¿Qué tal?
Y nos instalamos en medio de un bosque, frente al lago
Gutierrez. No teníamos electricidad y nuestros únicos vecinos
eran: un yanqui y su mujer y una familia numerosa que criaba
perros dogos para nada amistosos (uno de los cuales casi le
arranca un brazo al yanqui).
Pero el tumulto del arroyo y el oleaje del viento entre los
coihues y cipreses gigantescos eran fascinantes.
Sin embargo el atardecer...
El atardecer en el bosque me resultó tristísimo. Con la
desaparición de los últimos rayos del sol entre los árboles a mí
me brotaba una congoja indefinible.
Y después, la oscuridad. Cerrada. Amenazante.
En nuestra cabaña, sin postigos ni cortinas, me parecía
que mil ojos nos acechaban desde la oscuridad.
Pensá que veníamos de Paraguay y Talcahuano, pleno
barrio norte en Capital Federal: colectivos, letreros luminosos,
sirenas, alarmas...
No pude acostumbrarme.
Y por supuesto nos mudamos adonde iban todos: a
Melipal.
La semana que viene les sigo contando.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

en un par de dìas viajamos con la familia a ver el lugar en el sur donde vamos a vivir a fin de año...

( alquilar o comprar...? dentro del centro, lejos o intermedio ? poner un negocio o esperar a estar viviendo allà para ver ? a què colegio mandamos a nuestros hijos ?
por què es tan caro construir allà ? harà tanto frìo ? resistiremos ?
nos adaptaremos ?...tantas preguntas en la cabeza !!!! )

a tener en cuenta entonces lo que nos contàs para elegir dònde vivir en SMdlA...! todo suma, toda experiencia compartida ayuda a aclarar el panorama, que de lejos a veces es tan confuso...

seguì escribiendo, que comentemos a veces màs tarde no significa que no te leamos...

abrazo ( con los nervios del viaje pròximo )

:)

gus

Anónimo dijo...

Yo apuesto al medio de la nada. Sé, como decís vos, que es amenazante tanto silencio y tanta oscuridad. Pero no quiero dejar de vivirlo. Necesito experimentarlo por mí misma y ver qué onda. Total... quién sabe? Quizás me encanta y no me quiero mover más de ahí. Y eso que yo vengo de Montevideo y Libertador!
Besos. Excelente página.

Anónimo dijo...

Luisa qué hermosos tus poemas... y tus relatos. Espero ansiosa que subas el próximo capítulo de tu libro. Gracias por regalárnoslos!!!

Nicolás Strangis dijo...

Para alquilar ya es todo un tema... y si no tenés auto y vas a depender del colectivo el lugar es una cuestión más que estratégica.

Y si vas a decirdir ¿auto o construir? ni te cuento.

Saludos,

Nicolás

Sylvia dijo...

¡Creo que conozco al yanqui! Es escritor, también, si no me equivoco de persona. Interesante.
Comprendo tu mudanza a Melipal. Mi futura casita tampoco tiene postigos, entonces ya decidí que los pondré yo en cuanto me instale..jeje....Al menos en los 2 dormitorios, que además puedo cerrar con llave!
Estaré a 15 mins. de Melipal, en el Barrio El Faldeo.
Pero me encanta Bariloche y el cielo estrellado es una maravilla.
Suerte y besos!

Luisa Peluffo dijo...

No, no era escritor y se murió hace unos cuantos años.