miércoles, 24 de noviembre de 2010

¿Ice end o Aysén?



Aysén es considerada como la región más joven del territorio chileno. Existen varias suposiciones respecto al nombre de la región: tres de origen indígena. La primera proviene de Felipe Bate Petersen, que propone que Aisén provendría del vocablo huilliche "achén", o "Aichirrn", que quiere decir «retorcido», característica típica de los fiordos de la zona. La otra sugiere que fue un término utilizado por los chonos, cuyo significado es «que se interna más al interior», una acertada descripción del Fiordo de Aisén, que visto desde la costa del Canal Moraleda, es un trozo de mar que ingresa en el territorio con dirección oriente. Otra proviene de Kémel Sade, quien añade que la misma validez tendría la sugerencia que se trata de la palabra compuesta 'Ay-Sen', que en gününa küne o idioma aonikenk se puede traducir en "Rocas donde hay agua", aludiendo a las numerosas fuentes de agua en comparación al territorio más oriental. Otra propuesta, afirma que la región tomaría su nombre del río homónimo, el cual se remontaría a «ice end» («fin de los hielos» en inglés). Este hecho se atribuiría al capitán del navío HMS Beagle, Robert Fitz Roy, que en su expedición por la costa de la región junto a Charles Darwin habría señalado la zona en sus mapas con estas palabras. Esta teoría ha sido desestimada ante evidencias de escritos del sacerdote José García Alsué, con data de 1766, donde se refiere a la región como "Aisén".

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Florecimiento de la caña colihue *



En Bariloche, la inusual floración de la caña colihue podría aumentar el riesgo de hantavirus y también obligará a extremar la prevención de incendios. Así lo advirtieron los principales referentes del municipio, el Parque Nacional Nahuel Huapi, el hospital Zonal y el Centro Regional de la UNC al lanzar ayer una advertencia conjunta sobre el singular fenómeno.
La caña colihue es una de las especies predominantes en el sotobosque de la Norpatagonia y sus espaciada floración es un hecho inusual que intriga a los biólogos.
El intendente del PNNH, Juan Salguero, explicó que la caña florece con larguísimos intervalos que se miden en décadas. En esos casos esparce una gran cantidad de semillas y favorece la multiplicación de animales y pájaros.
Las últimas floraciones masivas de caña ocurridas en la región datan de los años 30 y 40, mientras que en 2000 se registró en el parque nacional Lanín, entre Aluminé y el lago Filo Hua Hum.
Según indicó el intendente, las cañas están en flor desde hace algunos días y comenzarían a diseminar semillas a fines de febrero, para luego morir en pie. Dada la abundancia de la especie en la región, quedará gran cantidad de material inerte sobre el terreno con el consiguiente peligro de incendios forestales. Creen que la degradación demorará una década.
Según Salguero, la floración periódica de la caña colihue es “una estrategia reproductiva”, pero los especialistas no saben con certeza cuáles son sus “disparadores”.
Entre las especies que tendrán un considerable aumento de población por la sobreabundancia de alimento aparecen la paloma araucana, el chucao, el monito del monte y cinco especies de ratones, entre ellos el colilargo, vector transmisor del virus Hanta.
Desde el brote de Hanta que produjo una docena de muertes en 1997, periódicamente Salud Ambiental difunde recomendaciones para tener en cuenta a la hora de ventilar leñeras, limpiar galpones o desmalezar terrenos, así como para las salidas de pesca o de campamento. “Si lo tomamos con seriedad no va a ser un problema”, aseguró Salguero.
La directora del hospital, Susana Martínez, señaló en tanto que sólo entre el 5 y el 10% de los ratones colilargos son portadores de Hanta y que el virus “vive poco y es muy sensible al sol”. Llamó a cuidar la limpieza de los campamentos y a tener cuidado en las salidas de montaña.
En los últimos días ya fueron detectados cañaverales en flor en la zona del lago Correntoso, en Michaqueo, Isla Victoria, Manso Inferior y El Foyel. Incluso florecieron algunas cañas que crecen en el jardín de la intendencia del PNNH, en pleno centro de la ciudad.

* Publicado por Guiaverde.net 11/11/10

http://bariloche2000.com/la-ciudad/informacion-general/55323-disribuyen-recomendaciones-por-la-proxima-floracion-de-la-cana.html

Publicado por Bariloche 2000 1/12/10

También los remito a la entrada ¿Hay hantavirus? (subida a este blog el 14/4/09)

lunes, 15 de noviembre de 2010

ME VOY A VIVIR AL SUR (librerías donde se puede conseguir)




A todos los que me consultaron donde se puede conseguir “Me voy a vivir al sur” (y a los que no también) les paso la lista de las librerías:

• LIBRERIAS YENNY Y EL ATENEO
• LIBRERIAS CUSPIDE
• AGENCIA SUR
• LIBRERIAS BOUTIQUES DEL LIBRO
• CLASICA Y MODERNA
• CASASSA Y LORENZO
• MELOMANOS ( LIBRERIAS EL ATRIL)
• DISTRIBUIDORA SANTA CRUZ
• CINCO ESQUINAS
• CASA DEL SOL
• RED DEL LIBRO
• LIBRERIAS SANTA FE
• LIBRERIA RODRIGUEZ
• LIBRERIAS DISTAL
• FRAY MOCHO, MAR DEL PLATA
• ALEJANDRIA, MAR DEL PLATA
• BABILONIA LA PLATA
• ESTANT LA PLATA
• MARTIN LIBROS
• LIBRERIA RAMOS
• MAIDANA LIBROS
• EDICIONES BAHIA
• LEAS DISTRIBUIDORA
• LIBRERIA MAFALDA
• LIBRERIA KLASIKA
• CITI BELL LIBROS
• MAGISTER LIBROS
• REAL LIBROS PATAGONIA
• LIBRERIA ROSS
• RAYUELA ROSARIO
• GRUPO DINOSAURIO
• ETERNA CADENCIA
• LA BARCA, BARILOCHE
• CULTURA, BARILOCHE
• VIDEO ZONIC, BARILOCHE
• TEMATIKA.COM

sábado, 6 de noviembre de 2010

PIONEROS EN EL FIN DEL MUNDO por Francisco Seminario *



FARO Les Éclaireurs

Les Éclaireurs ("Los Iluminadores") es un faro emplazado en el islote NE del conjunto de islotes Les Éclaireurs en el Canal Beagle, frente a las costas de la Bahía de Ushuaia, en Tierra del Fuego, Argentina. El conjunto de islotes que dan nombre al faro fueron bautizados por el Capitán de Fragata Luis Fernando Martial, al mando de la expedición francesa La Romanche en los años 1882-1883. Algunas agencias de turismo de Ushuaia promocionan las excursiones a este faro bajo el erróneo nombre de Faro del Fin del Mundo. Como se sabe, la novela homónima, escrita por Julio Verne, fue inspirada en el Faro San Juan de Salvamento, enclavado en la Isla de los Estados.

PIONEROS EN EL FIN DEL MUNDO

USHUAIA. Quizá porque la geografía imponente empequeñece cualquier gesto del hombre, o porque la nieve oculta una y otra vez todo rastro de lo que es humano, como un recordatorio de que la naturaleza estuvo antes y estará después. Lo cierto es que en esta ciudad de confín parece tener lugar, de manera cotidiana, ese encuentro último entre el ímpetu de la civilización y las fuerzas de lo originario y lo salvaje.

Es que Ushuaia es una ciudad al borde de lo posible. Un paso más allá este equilibrio se rompe definitivamente. Más al sur están el Canal de Beagle, el Estrecho de Magallanes y el continente antártico, ya fuera del mapa de lo habitable. Pero aquí todavía se percibe la tensión entre naturaleza y civilización. Una y otra parecen triunfar alternativamente, en una lucha sin fin, lo cual vuelve conmovedor el esfuerzo diario de sus pobladores y admirable la decisión de las miles de personas que llegan todos los años hasta aquí, buscando un destino. De alguna manera esta es una ciudad donde la idea del pionero resiste. Donde el término todavía tiene significado y remite a una etapa fundacional del país, a gestas muchas veces cruentas y muchas veces ejemplares.

Hay marginalidad, sin duda. Hay precariedad, injusticias y también adolescentes que consumen alcohol hasta la inconsciencia. Todo esto se ve en las calles un día cualquiera. Ushuaia no es ajena a lo que pasa en el resto del país. Pero el goteo de inmigrantes no cesa. Llegan desde hace años de todas las provincias porque perciben que en este rincón cerca del fin del mundo hay mucho por hacer.

Tierra del Fuego "está literalmente explotando en puestos de trabajo y en la generación de empleos", dijo el mes pasado la Presidenta en un acto en la Casa Rosada. Pueden coincidir con ella el mozo de un restaurante de Ushuaia, una empleada de comercio y un chofer de combi: hay trabajo para quien esté dispuesto a trabajar, aseguran. Y quizá no sea cierto para todos, pero hay una pujanza que no se ve en todos lados. En una época fue la fiebre del oro lo que atrajo a aventureros, soñadores y sinvergüenzas. Hoy, el turismo, que es aquí una industria de cuatro estaciones, crea nuevas oportunidades continuamente. Hay una verdadera invasión de brasileños, impulsada en parte por el cambio favorable. Hay un comercio dinámico, una industria tecnológica que crece, hay actividad pesquera y minera...

La ciudad se ve desordenada. Posiblemente creció demasiado rápido en las últimas décadas. Creció sin orden ni concierto, un poco como pudo, como crecen las ciudades de frontera y los puestos de avanzada de una nación que se expande en territorio inhóspito. Pese a las dificultades evidentes, al rigor del clima y a la lejanía, Ushuaia protagoniza una historia de éxito que de alguna manera ha ido a contramano del país. Y en esa tensión con la naturaleza imponente ha mantenido vivo el espíritu pionero que hace posible su propia existencia.

* Publicado en La Nación, Domingo 12 de setiembre de 2010