viernes, 4 de marzo de 2011

Me escribe una amiga que tiene familiares en El Hoyo:

…ayer estuvimos en el Hoyo: realmente dantesco. 1800 hectáreas quemadas... ráfagas de fuego de 80 km por hora. Pero... ellos enteros, divinos... vida en los ojos... decisión para seguir adelante... un canto a la vida... realmente íbamos con el corazón partido y volvimos con el corazón entero. Yo no sé si podría superar dos incendios... perdieron todo todo... pero ya tienen planes... Mónica, la mamá andaba en camioneta de un lugar a otro consiguiendo combustible para los camiones hidrantes... todavía había focos en el lugar... Julián comió manzanas asadas de los árboles durante los dos días que trabajó. Casi pierde la vida entre las llamas ... en fin... historias que no se pueden creer…

No hay comentarios: