lunes, 31 de diciembre de 2012

MINERÍA: EL RECLAMO NO CESA *



El sábado se realizó la última marcha del año contra la Megaminería y recordaron que se cumplió un año en que se derogó la ley 3981.  Antes de culminar la marcha, una vez más, hubo cientos de "muertos por cianuro" en plena calle Mitre, entre los cuales se paseaban las mineras responsables de la contaminación y la muerte con su guadaña. Se leyó el decreto popular del pueblo de Bariloche.
Las últimas dos marchas en Bariloche contra el modelo de saqueo y contaminación definieron una postura: la del No es No, por ética, por el territorio y por el agua.

En la última marcha del año, la del 29 de diciembre, se llenó el Centro Cívico de carteles que recordaron que hace un año se derogó la Ley 3981, una acción que los vecinos consideraron falta de ética y responsabilidad para con el futuro de las próximas generaciones.

Los manifestantes comenzaron la actividad desde la mañana y durante todo el día repartieron  volantes y copias del Catastro Minero, este último con datos duros que llamaron “La matriz del saqueo”, con proyectos ubicados en el distrito andino, dentro de la Reserva de la Biósfera, al sur de Bariloche, y hasta el sur de Chubut.

La anterior marcha, el miércoles 19 de diciembre, se había realizado bajo una lluvia torrencial y según uno de los referentes “dejó en claro que la lucha contra las corporaciones saqueadoras sigue hasta que se restituya la ley que protegía a Río Negro”.

La marcha se desarrolló con alegría; participaron asambleístas de la Comarca Andina, artistas, murgas, hubo cánticos, cientos de carteles recordando las caras y nombres de los legisladores catalogados como “traidores”. La movilización  fue encabezada por una propuesta artística que representa a las mineras como el verdadero saqueo: Barrick, Pan American Silver y MASA Chubut Minas Argentinas SA.

A lo largo de todo el recorrido por las calles céntricas, acompañaron el paso los aplausos de numerosos turistas, muchos de los cuales se unían a la marcha. También manifestaban su adhesión los estudiantes desde los hoteles de la calle Moreno. En la marcha se recordó además que el actual gobernador, durante su campaña, afirmaba enfáticamente que nunca serían capaces de semejante infamia.

Antes de culminar la marcha, una vez más, hubo cientos de "muertos por cianuro" en plena calle Mitre, entre los cuales se paseaban las mineras responsables de la contaminación y la muerte con su guadaña.

“Suena a insulto”, explicó un manifestante, “que después de tanta lucha popular, el gobernador solo tenga para decir que no hay proyectos de megaminería en Río Negro, más cuando el Catastro Minero de Río Negro, dice todo lo contrario”.

La marcha  culminó con fiesta en el Centro Cívico, una breve despedida hasta el año que viene, y el anuncio de más lucha sostenida hasta que se restituya la ley anticianuro.

* Bariloche 2000, 31 de Diciembre de 2012 

MINERIA A CIELO ABIERTO EN ARGENTINA *




¿Que es la mineria a cielo abierto?

Se le llama minería a cielo abierto al proceso de explotación minera que no es realizado en galerías subterráneas, sino en la superficie de la tierra.

Para sacar los minerales de estos yacimientos, se remueve gran cantidad de tierra con maquinaria y explosivos, creando inmensos cráteres que pueden llegar a ocupar más de 100 hectáreas y normalmente alcanzan de 200 metros a 800 metros de profundidad (En Rusia hay una mina a cielo abierto de diamantes que llegó a los 1200 metros). A menudo se construyen rampas en forma de espiral para que puedan subir los camiones con el mineral desde el fondo del yacimiento.

Los cráteres se agrandan cada vez más, hasta que la empresa deja de explotar el yacimiento por considerar que ya no resulta rentable.

En argentina, la explotación minera comenzó en la década de los noventa, por parte de empresas extranjeras concesionarias. Actualmente se halla en expansión y mueve grandes cantidades de dinero, de las cuales el estado recibe el 3%.

La Ley de Inversiones Mineras, el Código de Minería, el Acuerdo Federal Minero y la Ley de Protección Ambiental fueron creados para garantizar las inversiones de numerosas multinacionales, a las que se recibió con los brazos abiertos aún cuando habían sido acusadas de contaminar en sus países de origen.

En 1993 la cantidad de terreno de exploración minera que por persona fue ampliada a 100.000 hectáreas.

En 1994 se liberó a las empresas mineras de pagar impuestos por importaciones.

Durante el 2003, las constantes denuncias contra grandes empresas mineras resolvieron al Banco Mundial a encargar a un grupo de organizaciones no gubernamentales un estudio al respecto. El informe, titulado "Minería: Quiten las manos de nuestros recursos naturales", dirigido por el ex ministro de Ambiente de Indonesia, Emil Salim, señala que "la industria minera dista mucho de contribuir a mitigar la pobreza y el desempleo, y en cambio suele avasallar los derechos humanos".

SAN JUAN
 Veladero: Está ubicado a 320 kilómetros al noroeste de la capital sanjuanina y a unos 4.850 metros de altura. Comenzó a gestarse en 1994 y sólo una año después ya comenzó la etapa de exploración. Pero los procesos fueron lentos: recién luego de la devaluación la empresa canadiense Barrick Gold (una de las más importantes del mundo) presentó un informe de impacto ambiental. Una vez aprobado, comenzó la construcción de las instalaciones. En octubre de 2005, Veladero inició la extracción de oro y plata. Utiliza el sistema de explotación a cielo abierto con utilización de cianuro, tiene una vida útil de 17 años y planea extraer trece millones de onzas de oro. El ex ultra menemista, ex duhaldista y ahora kirchnerista gobernador de San Juan, José Luis Gioja, es uno de sus máximos defensores. Además, una empresa de su familia (productora de cal) es una de las principales proveedoras del yacimiento.

CHUBUT
Navidad: Se trata de uno de los yacimientos de plata y plomo más grandes del mundo, llamado "Navidad" porque los primeros resultados de laboratorio (de las muestras de rocas extraídas a profundidad) estuvieron listos un 25 de diciembre. El estudio determinó que estaban frente a un gran regalo: existen minerales por 3.500 millones de dólares. Esa riqueza se la disputaron dos empresas canadienses: IMA Explorations y Aquiline Resources. Lo paradójico, y nefasto, fue que el conflicto sobre recursos patagónicos no se resolvió en la justicia argentina, sino en los tribunales canadienses, que otorgaron la explotación a Aquiline. Está ubicado en la localidad de Gastre, en Chubut, zona de pequeña ganadería y la cría de guanacos. Cerca de allí funcionó Mina Angela, la mayor experiencia de minería metalífera en la provincia y una de las más importantes del país. Sólo quedó de ella un enorme depósito de residuos tóxicos que envenena con cadmio el agua y los animales de la zona.

RIO NEGRO
Calcatreu: La compañía canadiense Aquiline trabaja desde hace tres años en la puesta en funcionamiento de una mina de oro y plata a cielo abierto, con cianuro, en la localidad de Ingeniero Jacobacci. Uno de los grandes opositores es el Parlamento Mapuche de Río Negro, que hasta realizó presentaciones judiciales para que la empresa no continúe con el proyecto. Y también se organizaron Vecinos Autoconvocados, que rechazan cualquier emprendimiento minero a gran escala. El proyecto se encuentra en la etapa de exploración, pero la compañía admitió que está en "exploración avanzada". La referencia directa para los habitantes de Jacobacci es Mina Angela, un yacimiento ubicado en Chubut, pero con desembocadura de aguas hacia Jacobacci, zona donde se confirmó la contaminación con cadmio, un metal pesado. El gobierno provincial rechazó el informe de impacto ambiental (imprescindible para iniciar la etapa de construcción) de la empresa. Y sancionó, motivada por la movilización de las organizaciones sociales, la Ley 3981, que paralizó momentáneamente la explotación del proyecto. Sin embargo, Aquiline Resources advirtió que no se retirará del lugar. El actual senador y aspirante a la gobernación de la provincia, Miguel Pichetto, anunció públicamente que, de ganar las próximas elecciones, una de sus primeras medidas será levantar la prohibición al uso de cianuro.

NEUQUEN
Andacollo: En Andacollo, en el noroeste neuquino, opera la empresa minera chileno-canadiense Andacollo Gold, que en 2001 obtuvo un crédito del actual gobierno provincial para reiniciar la actividad minera en la zona. Es una zona de cría de cabras y con tradición minera artesanal, tanto compañías inglesas como buscadores independientes, que extrajeron oro a lo largo de todo el siglo pasado. Los lugareños relatan que la explotación de los ingleses produjo la desaparición del bosque de lengas, cuya madera se utilizó para apuntalar los socavones. Extrae oro y cobre por el método de flotación. Los pobladores acusan a la empresa de contaminar el arroyo Huaraco (afluente del río Neuquen), 500 metros debajo de la planta de procesamiento de la minera.

JUJUY
Pirquitas: En el departamento de Rinconada, a 346 kilómetros al noroeste de San Salvador de Jujuy y 4.200 metros de altura, se encuentra la Mina Pirquitas. Fue, desde 1936 y 1989, una explotación subterránea de donde se extrajeron 20.000 toneladas de estaño y 25 millones de onzas de plata. Desde 1995, diferentes empresas evalúan la posibilidad de explotar el yacimiento con otro método: cielo abierto, con la explosión y trituración de 6.600 toneladas de roca por día. Con el cual podría extraer, además de estaño y plata, zinc. La empresa canadiense Silver Standar Resources es propietaria del proyecto.

MENDOZA
San Jorge: Proyecto de cobre y, en menor proporción, de oro ubicado en el valle de Uspallata, a 90 kilómetros al noroeste de la capital mendocina y 2.500 metros de altura. Pertenece a la empresa japonesa Nippon Mining &Metals. Sus reservas minerales se estiman en 146 millones de toneladas de concentrados, con 0.5 por ciento de cobre y 0,2 gramos por toneladas de oro. Se encuentra en etapa de exploración avanzada y la forma de explotación sería a cielo abierto. Aún no se determinó si se usará cianuro. Las comunidades mendocinas advierten que la industria minera atentará con su forma de subsistencia tradicional: la agricultura.

SANTA CRUZ
Cerro Vanguardia: Es un yacimiento de oro y plata, cuya concesión minera comprende 514 Kilómetros cuadrados. Es, en cuanto a su proyección, la principal mina de metales preciosos del país: comenzó a construirse en 1997, la extracción se inició un año después y su vida útil llegará hasta el 2027. La explotación consiste en extracción a cielo abierto, que utiliza cianuro. Existe muy poca información sobre su forma de trabajo y su implicancia en el medio ambiente. Ello se debe a dos motivos: está ubicada en pleno desierto patagónico, la localidad más cercana (Puerto San Julián) está ubicada a 150 kilómetros del yacimiento. La otra razón para la desinformación: es un proyecto impulsado por el ex gobernador y actual presidente, Néstor Kirchner. No existen datos sobre su facturación. Sólo que es propiedad de Anglo Gold Ashanti (de un consorcio británico y sudafricano), con participación de la provincia.

CATAMARCA
Minera la Alumbrera: Es el caso testigo de la minería metalífera a gran escala. Funciona desde hace doce años en Andalgalá, Catamarca. Se encuentra entre los diez grandes emprendimientos de cobre del mundo y entre los 15 de oro (exporta 190 mil toneladas anuales de concentrados de cobre y 23 mil toneladas de oro). Es la mina más grande de Argentina y está gerenciada por un consorcio de empresas: la suiza Xstrata y las canadienses Goldcorp y Northern Orion. Es una obra faraónica que remueve, por día, 340 toneladas de roca y utiliza, por minuto, 66 mil litros de agua. Factura por año 680 millones de dólares y nada de lo que prometió (y suelen prometer las empresas mineras) se cumplió: no hubo desarrollo local, no hubo más trabajo, y sí hubo casos de contaminación, tanto del suelo, del aire y el agua.

LA RIOJA
Famatina: La multinacional minera canadiense Barrick Gold Corporation pretende explotar a cielo abierto una mina de oro y plata en el cerro Famatina. La movilización social en los pueblos riojano (Famatina, Pituil, Chañarmuyo, Chilecito, Chamical, Punta de los Llanos, Los Sauces y y Chepes, entre otros) resiste al proyecto con campañas de difusión, marchas y cortes de ruta. Lograron que el interino gobernador riojano impulse una ley de prohibición de minería a cielo abierto con uso de cianuro, pero saben que la compañía no dejará el proyecto y que, cualquiera sea el próximo gobernador, podrá habilitar nuevamente la actividad minera.

* Miguel Matos

sábado, 29 de diciembre de 2012

FELICES FIESTAS LEYENDO

Librería Patalibro - San Martín de los Andes


"SE LLAMAN VALIJAS" SE CONSIGUE EN:

CULTURA (BARILOCHE)  SAN MARTÍN 243 Y ELFLEIN 78
LA BARCA (BARILOCHE) MITRE 534
PATALIBRO (SAN MARTÍN DE LOS ANDES) SAN MARTÍN 884

Y TAMBIÉN EN:

LIBRERIA HERNANDEZ    AV.CORRIENTES 1436     CAPITAL FEDERAL
LIBRERIA HERNANDEZ    AV.CORRIENTES 1311     CAPITAL FEDERAL
ETERNA CADENCIA  HONDURAS 5582  PALERMO
FEDRO SAN TELMO  CARLOS CALVO 578  SAN TELMO
BOUTIQUE DEL LIBRO (UNICENTER SHOP) PARANA 3754, MARTINEZ
BOUTIQUE DEL LIBRO (NORDELTA) AV.DE LOS LAGOS 7010 LOC.109
BOUTIQUE DEL LIBRO (ADROGUÉ) AV.H.YRIGOYEN 13298 LOC.223
MELOMANOS S.R.L.  SAAVEDRA 382 MORON
LIBRERIA TUPAC AMARU  9 DE JULIO 1132  LANUS
CITY BELL LIBROS  CANTILO 501  CITY BELL
LIBRERIA EL HALCÓN MALTÉS MENDOZA 1438  ROSARIO
S.V. DE NESTOR ARENALES   CALLE 1 Nº 2496 SAN CLEMENTE DE TUYU
MIRIUCA DANIELA Y MIRIUCA ROMINA CALLE 64 Nº 3085 NECOCHEA
LIBRERIA UROBOROS  CALLE 64 Nº 2932 NECOCHEA
FRAY MOCHO SA  BELGRANO 2877 MAR DEL PLATA
LIBROS DE LA ARENA  RIVADAVIA 2724  MAR DEL PLATA
DANIEL TIBERIO  AV. CONSTITUCION 5843  MAR DEL PLATA
DEJALO SER  CALLE 21 Nº 1063 MIRAMAR
EDIPO MIRAMAR 9 DE JULIO Nº751  MIRAMAR
BOHM (PINAMAR)  LIBERTADOR 60  LOCAL 4 Y 5 PINAMAR
ALFONSINA LIBROS  CALLE 3 Nº 451  VILLA GESELL
AJAMIL MARIA EUGENIA   MOSCONI 44  PUERTO MADRYN
RAYUELA S.R.L. (RIO GRANDE) SAN MARTIN 353   
EDICIONES BAHIA S.A     ALSINA 27  BAHIA BLANCA
DON QUIJOTE LIBROS    BUENOS AIRES 483  VIEDMA
AJAMIL MARIA EUGENIA (CALAFATE) LIBERTADOR 1029  CALAFATE
AJAMIL MARIA EUGENIA (USHUAIA) SAN MARTIN 1129  USHUAIA
TAMBIÉN ESTÁ EN LA CADENA RED DEL LIBRO Y EN LAS SUCURSALES DE DISTAL






miércoles, 26 de diciembre de 2012

NAVIDAD 2012

Notro patagónico


IRENE LIVOLSI en la presentación de "Se llaman valijas"





"Oración del remanso" de Jorge Fandermole por Irene Livolsi,
en la presentación del libro de cuentos "Se llaman valijas" de Luisa Peluffo.


MATERIA VIVA



Lectura del cuento "Materia Viva", por Luisa Peluffo
 en la presentación de su libro "Se llaman valijas".

CIERTA TIERRA PROMETIDA por Carolina Biscayart *



  
Habiendo recorrido el aporte de  Luisa Peluffo  al mundo literario, y luego de leer el libro que hoy se presenta, surgen muchas  cosas  para decir. Intentaré marcar las que me parecen  más relevantes:
En primer lugar  no es casual que Hebe Uhart, una de las narradoras más prestigiosas de Argentina, sea la que se refiere a  este libro: poseedora de un estilo propio que impuso no sólo por su vasta  producción , sino por su postura silenciosa y sin poses en la literatura. Elvio Gangolfo dijo de ella, comparándola con Clarice Linspector o Felisberto Hernández, que se ubicaba entre aquellos donde en “el modo de mirar” (discreto,  propio), se construye un lenguaje que no se impone a lo percibido sino que se origina en ese mundo. El modo de mirar segrega el modo de decir; contrariamente a otros que en el modo de decir imponen  el modo de mirar. 
Digo no es casual, porque en SE LLAMAN VALIJAS nos encontramos frente a un lenguaje despojado,  desripiado.  Al transitar  la obra de Luisa, siento como que esto es un retorno a ese lenguaje, producto  de haber arribado a cierta tierra prometida del escritor.
Hay una vuelta a la frescura (donde la niñez es el elemento que muchas veces funciona de camino para esa vuelta). Una entrada a la cotidianidad, donde los hechos liberan la emoción certera en el lector, la van calificando.
Este libro es un enfoque interesante de nuestro viaje por la vida. Viaje que en el título está acentuado: Se llaman valijas.  Ahonda en el misterio que una valija nos trae. Cómo es esa valija, qué hay dentro de ella, quién escoge el contenido. Sirve? O terminamos en un paisaje helado con ropa tropical? Adónde viajamos, por qué. Queremos? Si ese viaje es deseado, nos dan ganas de cargar el peso  de tal valija?
Valijas como constante en los cuentos de este libro: en  “Nosotros”, en “Flechas”, en “Materia viva” y por supuesto en el cuento que da nombre al libro.
Elementos sencillos  recobran fuerza al terminar un texto, y se transforman en un símbolo que de principio a final se va cargando de distinto significado para mostrar, con  hechos, el cambio con el que se va calificando nuestra humanidad. Los ciclos de nuestras relaciones, como laten nuestras resonancias. Como se retoman hechos pasados para cerrar un concepto en el futuro. Estos elementos tomados como recurso que aparece a lo largo de toda una historia ( mantienen la tensión),  son el hilo tensado en donde la historia se sostiene y se narra. Elementos que cargan  significados que van variando a lo largo del relato,  como el pollo en “Bandolera Inglesa” o donde ese significado va tomando densidad como “la canción”  que aparece  en el cuento “Alimentos fríos”.
Se llaman valijas son pequeños viajes,  un gran viaje. En especial (al menos para esta lectora) un viaje que marca a fuego: De Buenos Aires a la Patagonia.
En ese aprendizaje sabio del mero observador que se sabe en una tierra que no le pertenece y lo acoge, y en el respeto de cómo  mirar esa tierra. Si bien la mirada es desde los ojos propios, es fuerte la decisión de quitar todo juicio. Mostrando tal vez el dolor, tal vez el abandono o la muerte misma, sin adjetivaciones. Siguiendo el andar de un personaje, sus acciones, sus vocablos; como en el profundo cuento “Tunkelenikipaa…í!”. 
Esta inteligencia al servicio del relato abre la puerta al encuentro real con el personaje y qué mayor logro literario que ese.
Es un libro que tiene la fuerza de lo autobiográfico trascendiendo  la biografía.  Esa cuestión simple y que  a veces al escritor, en su camino, le cuesta tanto entender: el impacto certero que tiene ofrecer “lo que el escritor tiene para contar”.  Esa verdad tan propia a fuerza de sus pasos en la vida, de su experiencia.  Esa, a veces no validada, valentía de ser uno mismo dentro del juego de ficción, de estrategias literarias y de personajes que, aunque inexistentes, le son conocidos al autor por fuera y por dentro a la perfección. Sentados en su propia mesa, dialogando con el autor desde un paisaje o desde el espejo. 
Hablo de ese derrotero que lleva a la propia voz a su forma más genuina. Desde este lugar, se muestran los rituales de la literatura, rompiendo el mito del escritor y de lo literario en cuentos como “Materia viva”, “Sin salida” y “Nosotros”. Y en esta desmitificación se obtiene el efecto inverso: ver cuál es la verdadera fuerza que hace que el escritor siga escribiendo.
Hay en el libro, una descripción de escaso detalle, bajo una agazapada concepción gestáltica donde se eleva la figura de lo que se desea mostrar.
Hay hechos disparadores hacia el pasado donde los personajes quedaron “colgados”, que detienen, más allá de que el tiempo transcurra y de cuánto sea ese tiempo.  Esto último aparece, en cuentos como “Sin salida” y  en “Se llaman valijas”  entre otros.  Hechos dolorosos, castrantes. Tajos, desapariciones, técnicas de educación.
Muestra a la mujer social, al matrimonio,  en cuentos como “Nosotros” y  “Captiva”. Lo que se lleva,  lo que se sostiene, lo que fluye. Las contradicciones. Como se dice en “Captiva” : Hay personas que prefieren decir Sí y otras No. Las que dicen Sí son recompensadas por las aventuras que viven, las que dicen No, por la seguridad que logran. Habla de las concepciones del amor, hasta la que calla mientras nada en el mar, y su marido relajado en la costa, lee un cartel que dice :”Prohibido bañarse: Barracudas y tiburones”. Captiva y sus dos acepciones la bella ciudad turística y su semántica: el cautiverio. 
Un uso certero  de la primera o tercera persona del narrador. En el primer caso el efecto es el trivial de acercarnos más al personaje como en “Nosotros” pero en el otro, la tercera persona toma distancia por una clara necesidad,  que da fuerza al discurso, llegando al lector “por contraste”, en su parte más blanda, como en “Alimentos fríos”; donde la soledad y el clima helado se transforman en los elementos que trasmiten la necesidad de contacto con el sentir y con la vida.   
En el cuento “Flechas” aparece una cita de Borges. A esta altura es casi imposible pensar en la absoluta inocencia de cada palabra plasmada en un texto de este autor. La cita dice: “A la realidad le gustan las simetrías y los leves anacronismos” . Se vuelve entonces “creencia” si en ese: “le gustan” que menciona este maestro hay una intención  y en verla o no, los caminos se bifurcan.
Me permitiría decir como cierre que, Se llaman valijas es un camino al despojo, a lograr caminar sin valijas a cuestas, con la conciencia de que sólo, con las  valijas “exactas”, se llegó a destino. Esa palabra que uno sabe que late cuando está latiendo, y que es un mito grandilocuente cuando el camino comienza.
Por esto, tomé unos versos del primer libro de Luisa: “Materia Viva”, al que hace referencia en este libro y da nombre a uno de los cuentos:
“Nacer al desconcierto
 y la sombra,
sin conocer aún
 las pequeñas espadas
que acosan
 contra una pared”.
 A la luz del trayecto de aquel libro a este, se siente que aquel desconcierto, aquella sombra y las pequeñas espadas, eran las justas. No hacen ya ruido. Son parte de Las valijas “exactas” 
Y para no terminar con  palabras mías termino con el epígrafe de John Updike elegido por Luisa para este libro:  “ …Quizás una condición del estar vivo sea que la ropa que al partir pusimos, con amor, en la valija, ya no nos sirva cuando llegamos a destino…”

* Carolina Biscayart  nació en Mar del Plata en 1972 y desde 1985 vive en Bariloche. Se graduó en Ciencias Exactas y trabaja en el Depto. de Matemáticas de la Universidad Nacional del Comahue. Obtuvo el 1º Premio de Poesía del Ayuntamiento de Gran Canaria, en España y el Premio de Narrativa “Donald Borsella” en el XXV Encuentro de Escritores Patagónicos (Puerto Madryn). Ha editado los libros de cuentos “Invenciones” (Ediciones en Danza, 2008) y "El amor, sólo una idea" (Ediciones del Dock, 2012) y  participado en las antologías “Una Terraza Propia” (Editorial Norma, 2006) y “Stimman Argentinische Erzählungen”(DUP Düseldorf, 2010).