martes, 1 de enero de 2013

CON SIDRITA, COHETITOS Y BELLOTAS, LOS GNOMOS TAMBIÉN RECIBIERON EL 2013 *


Festejito. Los seres pequeños e inexistentes también tuvieron su fin de año con fueguitos y burbujitas.

Los senderitos decorados con lucecitas, el cielo del bosque decorado con cientos de fueguitos artificiales, y muchos brindis que dejaron algún que otro duende dado vueltita por los efectos del consumo excesivo de licor de bellota: así celebró la comunidad gnoma de El Bolsón sus Fiestas Gnomas 2012/2013.

“Hacía como un añito que esperábamos este momentito”, admite uno de estos seres pequeños, enjutos y arrugados, de barba blanca y gorro cónico, no sin cierta dosis de obviedad.

Por suerte, este año no hubo que lamentar demasiados heridos por el mal uso de la pirotecnita o la manipulación descuidada de botellitas y corchitos.

“En ese sentido resultó muy eficaz la campaña ‘Este Fin de Año no seas bellota: ojito con los cohetitos y los corchitos’”, evalúa otro elfo más o menos doméstico.

“Y ahora a laburar, porque no hay que olvidar que enero y febrero son meses top en materia de consumo de productos duenderiles”, dice un tercer gnomo.

* Revista Barcelona, 1º de enero 2013

2 comentarios:

Elisa Suarez dijo...

Buenas tardes Luisa, al leer tu blog bueno me ha  nacido escribirte, si bien debes recibir muchos mensajes de este tipo, es que, quién no quisiera irse a vivir al Sur!? 
Intentaré ser breve... A mi la pregunta que me asalta, es tu dices, no vengas en bolas, vale, pero como se hace para conseguir trabajo a la distancia y un alquiler sin ver!? Ni tocar, ni estar? En algún momento hay que dar el paso e ir... En bolas, y si... Yo no consigo trabajo haciendo mentalismo. Y en esa zona infojobs o las páginas de empleo... Pues como que no funcionan no? 
Yo soy nacida pero no criada jajaja, Nací en Jacobacci, viví ahí hasta los 5 años.  Mis padres de Buenos Aires se instalaron allá en el año 79. 

Ahora tengo 32 años, vivo en Barcelona desde el año 2004. Pese a mis inicios como musicoteraputa o profe de música, acá no pude sobrevivir con ello. Ni allá tampoco :) 

Trabajo en una compañía de seguros, como gestora de siniestros. 

Estoy casada, mi marido es francés. Él trabaja en una multinacional. Y estoy embarazada.

Hasta aquí todo bien. Nos conocimos aquí en Barcelona. Tenemos casa, trabajo, vivimos en un clima Mediterráneo, la ciudad es preciosa, segura, limpia, la seguridad social pese a la crisis funciona, pero... Nos falta algo, a mí la familia, la tierra, la Argentina.
Él tiene sed de aventura, de descubrir nuevos horizontes, de nuevos proyectos. 

De luna de miel fuimos a Langostura que tenemos amigos ahí, después bajamos hicimos Bariloche y Bolsón, a disfrutar de la naturaleza. 

Tenemos algunos ahorros como para arrancar, para alquilar algo y ver, observar, el quiere hacer un emprendimiento propio pero no sabemos aun qué. 
Yo me pregunto si no podría trabajar como profe de música que mi titulo me habilita, a lo mejor a los 6 meses de estar ahí nos decimos... Nos fuimos al culo del mundo! , que carajo hacemos acá! yo creo que no será así.

   No nos sentimos del todo integrados por no decir nada, con la cultura catalana, los encontramos frios y distantes...

Estamos  con el metejón de ir a San Martín de los Andes. Es carísimo dicen... Pero bueno estoy en la ciudad mas cara de España y vivo hace 8 años, tengo que poder subsistir allá de alguna manera no? 

Por donde me aconsejás que empiece? La idea es irnos a Argentina a fines de 2013. Nuestro hijo/a nacerá en mayo.

Tampoco se donde buscar alquileres que no sean para turistas. 

Ni el tema del consejo escolar, si se puede uno apuntar, cuándo, cómo...
No podemos saber si va a funcionar un emprendimiento estando a la distancia, hay que ir, ver, conocer el lugar, y ahí brotará la inspiración! 

 Bueno gracias por tu tiempo y si tienes consejos o cosas útiles para decirnos bienvenidos, espero que podamos encontrar nuestro lugar en el mundo. 

Me da risa porque para vos fue alejarte irte al sur. Para mi es acercarme! Considerando que estoy a 13000km! 


Un abrazo, Elisa.

Luisa Peluffo dijo...

Hola Elisa, no me molestás para nada. Tu objeción es válida, pero el “no vengas en bolas” está dirigido a los que viven en Argentina (cuando escribí el libro no imaginaba subirlo a un blog y mucho menos que sería leído fuera del país).

Me parece que, por ahora, tu circunstancia está muy condicionada. Para mí, tener un hijo (no sé si ya sos madre) y cambiar de país y de vida son dos experiencias muy fuertes para emprenderlas simultáneamente.

Sobre todo, teniendo en cuenta, como vos misma reconocés, que tienen casa y trabajo, viven en un clima bellísimo, la ciudad es preciosa, segura, limpia y la seguridad social pese a la crisis funciona (no sabés cuánta gente acá desearía algo de ese bienestar…) y que, por lo que me contás - aunque la añoranza, la sed de aventura y el deseo de un cambio de vida son importantes - no hay un motivo urgente o perentorio para hacer el cambio ya.

Pero, si de todas maneras deciden venir ya, mi consejo es no quemar del todo las naves, porque - como vos misma observás - a los 6 meses puede suceder que se encuentren diciendo “Nos fuimos al culo del mundo! qué carajo hacemos acá...!”.

El tema alquileres, en estas ciudades turísticas como Bariloche, Smandes, El Bolsón, La Angostura, no es fácil. Por lo general son caros. Te paso estos links de Bariloche y la zona, que pueden consultar:

http://www.sibariloche.com/

http://abcsur.com.ar/


Un abrazo y suerte!

Luisa