miércoles, 24 de julio de 2013

FÉMINA: MÚSICA Y POESÍA


VIERNES 26 BARILOCHE  21 hs.
Salón Araucanía


FÉMINA HARÁ SONAR SU MESTIZAJE DE GÉNEROS 
Paula Gingins *

Funk, candombe, folclore, música cubana, rumba flamenca, algo de reggae, hip hop. El rap era (es) insuficiente para estas jóvenes artistas. Sofía "Toti" Trucco adelanta a "Río Negro" que "permanece el mestizaje de géneros" en la música actual de Fémina, el trío de San Martín de los Andes que reside en la actualidad en la capital del país y que volvió a Neuquén para tocar, junto con Intimuru (Partido de la Costa) y la local Julia Inés, desde la medianoche, en el Teatro El Viento.


–¿El rap sigue siendo el fuerte de la banda? ¿A qué le cantan ahora?

–Sí. Igual, en este disco, muchos temas no tienen rap. No es que lo decidimos, sino que se dio así. Creo que hay mitad y mitad. Intentamos abrirnos un poco más: nos gusta mucho cantar también, así que hay una especie de bolero que es más cantado que otra cosa, por ejemplo. Nos gusta jugar con el ritmo en la poesía. El rap significa en inglés "rythm and poetry" (ritmo y poesía), que es lo que nos gusta: jugar con la métrica de las palabras. Hay varios temas de amor, que en el otro no había tanto, ahora que lo pienso (risas). Somos bastante existencialistas, así que hablamos del existir.

–¿Cómo fue esto de ser de San Martín de los Andes y recorrer otros espacios en los que fueron y son reconocidas?

–Estamos súper agradecidas por eso. Rescato que el ser del sur y tener ese contacto con la naturaleza, hace que siempre volvamos a reconocernos en nosotras mismas. Cuando volvés a la raíz, no podés hacerte la distraída. Eso es tan verdadero y tan real, que te reconocés en eso. Nunca perdimos la tierra.(Diario Río Negro, 8/7/13).

"La frescura de la música de Fémina es eco del aire patagónico. Para elaborar el particular sonido que identifica al grupo, las sanmartinenses Sofia "Toti" Trucco, Clara Miglioli y Clara "Wewi" Trucco sugieren:  meter en la coctelera funk, candombe, chacarera, folklore, música cubana, rumba flamenca y algo de reggae. Agitar bien con el cuerpo y el espíritu. Servirlo fresco en un ambiente cálido y beberlo degustando las palabras. Precaución: puede resultar adictivo." (La mañana de Neuquén, 9/7/13).