lunes, 21 de octubre de 2013

LA OTRA CARA DE LOS CENTROS DE ESQUÍ




Creo que a muchos de los que vivimos en ciudades patagónicas, famosas por sus centros de esquí,  les va a conmover como a mí  "L’Enfant d’en haut", película traducida aquí como  “Hermana”. “Hermana” fue dirigida por Ursula Meier y  sucede en un lujoso centro de esquí en Suiza.
En la falda de las montañas nevadas, en un modesto piso, conviven Simon, de 12 años, y su hermana Louise. Todos los días, Simon sube a los refugios donde nacen las pistas y roba los equipos a los turistas para revenderlos. Simon ejerce de cabeza de familia, manteniendo a  su hermana gracias a este menudeo de equipamiento deportivo que obtiene con sangre fría e ingenio.
"L’Enfant d’en haut" denuncia la frivolidad y derroche de dinero característicos de los centros de esquí, un costado desconocido del turismo internacional, revelando que también en el "primer mundo" existe gente  que consume las sobras de los ricos, rebuscándose la vida como puede.
Toca también temas fuertes con los que pocos directores se animan: mujeres que reniegan la maternidad y la desolación de los niños a los que les falta una familia que los contenga. Un ejemplo de realismo social, que nos muestra una realidad incómoda: la otra cara de la prosperidad.
Hermana obtuvo mención especial en el Festival de Berlín, Premio Eurimages en el festival de Sevilla, y fue nominada a Mejor película extranjera en el Independent Spirit Awards, así como Kacey Mottet Klein, su protagonista, a Mejor actor revelación.

No hay comentarios: