sábado, 21 de junio de 2014

CONTINÚAN LOS CRUCES POR INSTALACIÓN DE ANTENA DE TELEFONÍA




Los vecinos sostienen la decisión de reclamar la desinstalación de la estructura de esa zona. Advirtieron que existen irregularidades en la habilitación. 

Vecinos que reclaman contra la instalación de una antena ilegal de telefonía de la empresa Claro, en calle Elflein, continúan con la protesta y reiteraron que la Municipalidad “no revisó los contratos para la instalación de la antena”, en referencia a un problema que existiría entre los tres propietarios del terreno donde se edificó la estructura.

Por otro lado, se refirieron a una Ordenanza municipal que impide la instalación de antenas en los lugares poblados. “En esta zona en un radio menor a 200 metros existen establecimientos públicos, acá hay de todo, las oficinas municipales enfrente a la antena, dos jardines a un par de metros, el Estadio Municipal y el Gimnasio Municipal Nro. 1”, describió e insinuó que en la operación que habilitó la instalación “hay algo raro”.

Si bien el secretario de Desarrollo Estratégico, Horacio Fernández, confirmó a ANB que se cumplió con la normativa, los protestantes reiteraron que se desobedeció la ordenanza vigente que señala que “no se pueden ubicar antenas en lugares donde existan a menos de 200 metros establecimientos educativos, centros recreativos y lugares públicos. En esta zona tenemos dos Jardines de Infantes, el Estadio Municipal y el Corralón municipal enfrente mismo a la antena”.

Por último, aseguraron que esperan llegar a una solución conjunta y “que nuestros representantes estén a la altura de las circunstancias”, remarcando que se trata de una problemática que afecta al futuro de Bariloche.

Publicado en  Agencia de Noticias Bariloche (05 de junio de 2014).

lunes, 16 de junio de 2014

CAUTIVAS - María Teresa Andruetto (Publicado 11/ 5/ 10)


Familias de Tierra del Fuego

Hace unos días visité la muestra de las mujeres en la Casa del Bicentenario. Entre las muchas miradas sobre tantos aspectos que tienen que ver con las mujeres, hay imágenes acerca de las cautivas. Las cautivas del gran relato nacional son blancas en manos de salvajes, descendientes de europeos cuyos brutales captores son indígenas. Una metáfora entre otras acerca de la lucha entre la civilización europea, de clase, y la barbarie autóctona, pobre. 

Todo eso, que en algunas ocasiones fue verdad, hubo muchas mujeres blancas llevadas por indígenas a sus tolderías, contrasta sin embargo con hechos de nuestra historia por todos conocidos, el conquistador blanco ingresando en territorios aborígenes, matando y destruyendo; sabemos que hubo también muchas cautivas indias a manos de captores blancos, que la mujer como botín de guerra es una constante en la historia de los pueblos, sin embargo el relato que heredamos y que aceptamos acríticamente es el relato blanco.
La Cautiva - Juan Manuel Blanes
Los aborígenes no pudieron integrar, menos aún imponer, su relato en el relato de todos, hablar también ellos de sus mujeres cautivas y de sus hombres y mujeres des culturizados, pauperizados o asesinados.  Lo más terrible de todo no es siquiera eso, sino que esto se enseña, se trasmite despojado de su brutalidad ideológica, en escuelas donde los alumnos son nietos, bisnietos de aquellos hombres y mujeres despojados o asesinados. 

No hace mucho, en una actividad que hice en una escuela patagónica, una docente de la meseta que se presentó como de origen mapuche, dijo: mis alumnos, todos indígenas concurren cada día a una escuela que se llama General Roca y son obligados a saludar como prócer a quien destruyó a sus pueblos, ¿qué diríamos si un niño de origen judío tuviera que estudiar en una escuela que llevara  por nombre Adolf Hitler? 

La calle central de más de una ciudad patagónica, por poner otro ejemplo,  se llama Primeros Pobladores, en referencia a los primeros colonos que llegaron a los valles a comienzos del siglo XX, ¿de modo que debemos pensar que los hombres y mujeres que habitaron antes esos valles no eran pobladores?, ¿o acaso queremos incluso decir que no eran hombres? 

Distanciarnos para pensar y tomar posición con respecto a lo que enseñamos, procesar los hechos de nuestra historia, revisar ese pasado que nos precede para que nos incluya a todos de un modo digno en nuestra particularidad y en nuestra diferencia, es todavía en muchos casos, nuestra deuda.


Links a:



martes, 3 de junio de 2014

LA ROSA EN EL VIENTO (fragmento) - Sara Gallardo

Un territorio de 790.000 kilómetros cuadrados donde el viento es la presencia eterna.
 
Italia y Francia unidas, marrones, desiertas. Y viento, huracán.
A ojo de estrellas, mesetas escalonadas desde el océano hasta los Andes, peldaños que pueden contar dos mil metros. 

A ojo de hombre, arena voladora, treinta grados bajo cero.

El mayor índice de suicidios, el mayor índice de locura del mundo.
Árboles en cualquier parte copudos aquí son arbustos. 

Raíces en meandros buscan, retorcidas. 

Si esto pasa a los árboles qué pasará a las almas.
 
Broches de zafiro y diamante en una momia, hay manchones de geografía que centellean en aquel territorio: lagos, araucarias, nieves. 

Ni un pájaro canta en ellos.
Al pie del planeta está el estrecho de Magallanes. Una grafía cruel, de rúbricas marcadas por el espanto. 

Si es la firma del autor, el vendaval la acompaña con un sarcasmo eterno.

También hay seres felices, que se zambullen en el tumulto de espuma protegidos por masas de sebo. 

Ballenas, lobos marinos. 

Removiendo con lentitud de pesadilla tentáculos de cuerno, las centollas dejan la profundidad glacial amontonadas en las redes. 
En los precipicios el hielo es negro a causa de milenios de polvo congelado. 

Ríos arrastran hebras de oro. 

Troncos gigantes caídos, Olimpo de catástrofe, un bosque se ha hecho piedra y la vitalidad del pleistoceno, larvas o insectos, es piedra también sobre ellos. 

El arrayán que en otras latitudes es un seto aquí es un bosque, y rojo. 

Almejas grandes como caras de niño, arrugadas como papeles en el cesto, hablan de que hubo mar, y es el desierto. 

Cada río es como diez.

Patagonia.



*Sara Gallardo (Buenos Aires1931-1988) Publicó Enero (Sudamericana, 1958/1962), traducida al checo y al alemán, Pantalones Azules (Sudamericana, 1963), Los galgos, los galgos (Sudamericana, 1968/Tusquets, 1997) Eisejuaz (Sudamericana, 1971); El país del humo (Sudamericana, 1977/ Alción 2003), las recopilaciones Páginas de Sara Gallardo por Sara Gallardo (Celtia,1987) Páginas de Sara Gallardo (Colección Escritores argentinos de hoy, Gedisa,1990) y Narrativa breve completa (Emecé, 2004). Su último libro, La rosa en el viento (Pomaire, 1979), fue escrito en España. Sara Gallardo construyó una obra periodística, encuadrada dentro del nuevo periodismo, para Confirmado, Primera Plana y La Nación, de la que fue corresponsal en Europa. Publicó en Editorial Estrada relatos infantiles: Los dos amigos y Teo y la TV, 1974, Las siete puertas, de 1975, y ¡Adelante, la isla! (1982). La inclusión de Eisejuaz en la Biblioteca de Clásicos Argentinos, que dirigió R.Piglia y las persistentes referencias a su obra hechas por Leopoldo Brizuela permitieron que fuera finalmente valorada como uno de los hitos más originales e intensos de la literatura argentina del siglo XX.

domingo, 1 de junio de 2014

El Padre Currulef


Tras varias semanas dando su última pelea, falleció el Padre Currulef. Ocurrió este sábado por la noche, en un sanatorio privado, donde permaneció internado luego de una descompensación de la que nunca logró reponerse.

Incansable luchador por los más humildes, fundador del proyecto educativo del barrio Virgen Misionera, perseguido por los militares de la última dictadura, Currulef fue uno de los hombres más reconocidos de la Bariloche silenciada.

Sus restos son velados en la capilla que edificó en el barrio Virgen Misionera.

Juvenal Currulef nació en Bariloche el 25 de agosto de 1934 y fue ordenado presbítero el 14 de enero de 1962 en la Catedral de Bariloche.

En 1980, el padre obispo Hesayne lo nombre párroco de Virgen de las Nieves de Melipal; allí comienza una intensa acción pastoral en el barrio Virgen Misionera, el cual será erigido como parroquia en 1985.

En Bariloche, su nombre habla de opción y compromiso con la gente pobre. Con su modo de trabajo intentó crear una comunidad viva a partir del Evangelio de Jesús, promoviendo la organización y la participación activa de los vecinos.

El padre Currulef se definió como "cura obrero, (abierto) al mundo de la política y al dolor del pueblo durante el proceso" y a mediados de los ’80 fundó un barrio popular con sectores marginales de la población barilochense, en el kilómetro 7 de la Avenida Pioneros, al pie de la ladera norte del cerro Otto.

El proyecto educativo de la Parroquia Virgen Misionera está integrado por las siguientes instituciones: Jardín Maternal y de Infantes "Arco Iris", escuela primaria "Virgen Misionera", Taller de Oficios "Carlos Mugica", Colegio secundario "Amuyén", colegio para adultos "Don Jaime de Nevares".